Descubra Metz de forma ecológica con nuestras embarcaciones a motor, sin permiso y sin ruido, en hidropedal o a remo. Recorra el plano de agua y el brazo muerto del Moselle, principal arteria fluvial que atraviesa el centro de la ciudad de Metz.

Salga a descubrir las viejas piedras, con el templo nuevo en su isla, la catedral de Saint Etienne, imponente y majestuosa en segundo plano, el viejo lavadero después de la prefectura de región. Haga una etapa en el puerto Saint Marcel, anidado en el corazón de su residencia. Pase delante de la plaza de la comedia y su ópera teatro para llegar al barrio de Roches, con sus caserones renovados que antaño abrigaban los antiguos baños de la ciudad.

Descubra sus espacios verdes y su fauna salvaje. Después de pasar el puerto de recreo, con sus yates de turistas que hacen escala en él, llegará a orillas del plano de agua para contemplar los espacios verdes que bordean la vía de agua y ver de cerca la fauna salvaje que ha elegido residencia con, a lo lejos, la isla del Saulcy y la universidad Paul Verlaine. Seguidamente podrá dirigirse hacia el complejo deportivo, en la isla Saint Symphorien, pasando ante la puerta de la esclusa del canal de Jouy, para llegar a los pies de las tribunas del estadio de fútbol del FC Metz.

Terraza de verano

Disfrute de nuestra terraza de verano, verdadero remanso de paz anidada en medio de un espacio de verdor, delante de las murallas de la ciudad, a los pies de la célebre Torre de los Vignerons. Venga a tomarse algo, degustar una copa helada o comer, disfrutando de vista excepcional del plano de agua y el brazo muerto del Moselle, en pleno centro ciudad de Metz.